TALLER LA GUANCHA - AUTO REPUESTOS MESA SERVICIO OFICIAL CITROËN EN TENERIFE

Taller La Guancha, Servicio Oficial Citroën en Tenerife

Citroën apoya a Alberto Contador en su reto de conseguir su tercer tour de Francia.

Martes 7 de julio de 2015
Citroën apoya a Alberto Contador en su reto de conseguir su tercer tour de Francia.

Citroën apoya al flamante ganador del Giro de Italia, Alberto Contador, y a su equipo, el Tinkoff-Saxo, en su nuevo reto: conseguir que el corredor de Pinto entre en la leyenda del ciclismo con un tercer Tour de Francia en su palmarés.

Desde principios de esta temporada, Citroën patrocina al equipo ciclista Tinkoff-Saxo, además de poner a su disposición vehículos de la marca, principalmente C5 CrossTourer, para realizar las funciones de vehículo de apoyo en las distintas carreras del calendario internacional.

Además de ser vehículo oficial del Tinkoff-Saxo, Citroën apoya a la Fundación Alberto Contador con siete vehículos, coches de competición y para transporte de material y corredores, que acompañan a sus equipos sub-23 y junior.

Citroën se enrola en la "serpiente multicolor" junto a los corredores del Tinkoff-Saxo en la 102ª edición del Tour de Francia, que recorre las carreteras galas, belgas y holandesas del 4 al 26 de julio.

El Tinkoff-Saxo compite en la élite del ciclismo profesional, el UCI World Tour, y cuenta entre sus filas con corredores de diversas nacionalidades como el español Alberto Contador, el eslovaco Peter Sagan, el polaco Rafal Majka y el Italiano Ivan Basso. Ciclistas de proyección mundial con los que Citroën desarrolla acciones de patrocinio específicas en sus respectivos países. Así, en España, la marca apoya a las escuadras sub-23 y junior de la Fundación Alberto Contador con sus vehículos: el Citroën C5 CrossTourer es el coche de competición mientras que el Citroën Jumpy Multispace se utiliza para trasladar a los corredores y el Citroën Jumper se encarga del material.

Esta alianza de Citroën y Tinkoff-Saxo se basa en valores comunes de optimismo, audacia y exigencia, que se concretan en la cesión de 24 vehículos de la marca, principalmente Citroën C5 CrossTourer, que realizan funciones de apoyo a los corredores en carreras como el Giro de Italia, el Tour de Francia o la Vuelta a España.

Para Steven de Jongh, director deportivo del Tinkoff-Saxo: "Junto a las bicicletas, los coches son un elemento esencial para tener éxito en las competiciones que disputamos. El Citroën C5 CrossTourer cumple perfectamente con nuestras exigencias, con unas prestaciones de confort y un comportamiento en carretera incomparables. Unas ventajas que hemos tenido la ocasión de comprobar en sinuosas carreteras de montaña o sobre los adoquines que forman el legendario pavés de la clásica París-Roubaix. Se convierte en una "oficina" perfecta en el Tour de Francia, la carrera más importante de la temporada para el equipo".

Además de ser vehículo oficial del Tinkoff-Saxo, Citroën apoya a la Fundación Alberto Contador con siete vehículos, coches de competición y para transporte de material y corredores, que acompañan a sus equipos sub-23 y junior.

Citroën se enrola en la "serpiente multicolor" junto a los corredores del Tinkoff-Saxo en la 102ª edición del Tour de Francia, que recorre las carreteras galas, belgas y holandesas del 4 al 26 de julio.

El Tinkoff-Saxo compite en la élite del ciclismo profesional, el UCI World Tour, y cuenta entre sus filas con corredores de diversas nacionalidades como el español Alberto Contador, el eslovaco Peter Sagan, el polaco Rafal Majka y el Italiano Ivan Basso. Ciclistas de proyección mundial con los que Citroën desarrolla acciones de patrocinio específicas en sus respectivos países. Así, en España, la marca apoya a las escuadras sub-23 y junior de la Fundación Alberto Contador con sus vehículos: el Citroën C5 CrossTourer es el coche de competición mientras que el Citroën Jumpy Multispace se utiliza para trasladar a los corredores y el Citroën Jumper se encarga del material.

Esta alianza de Citroën y Tinkoff-Saxo se basa en valores comunes de optimismo, audacia y exigencia, que se concretan en la cesión de 24 vehículos de la marca, principalmente Citroën C5 CrossTourer, que realizan funciones de apoyo a los corredores en carreras como el Giro de Italia, el Tour de Francia o la Vuelta a España.

Para Steven de Jongh, director deportivo del Tinkoff-Saxo: "Junto a las bicicletas, los coches son un elemento esencial para tener éxito en las competiciones que disputamos. El Citroën C5 CrossTourer cumple perfectamente con nuestras exigencias, con unas prestaciones de confort y un comportamiento en carretera incomparables. Unas ventajas que hemos tenido la ocasión de comprobar en sinuosas carreteras de montaña o sobre los adoquines que forman el legendario pavés de la clásica París-Roubaix. Se convierte en una "oficina" perfecta en el Tour de Francia, la carrera más importante de la temporada para el equipo".